SERVICIOS SOCIALES DE CLM (Publicado en prensa)

27.12.2011 23:10
Trabajadores sociales de Castilla-La Mancha hablan del "exterminio" de los servicios en la región
Los profesionales de las Asociaciones Provinciales de los Servicios Sociales de Castilla-La Mancha dicen sentirse "perplejos e indignados" por lo que consideran "el exterminio del Sistema Público de Servicios Sociales en la región.
En un comunicado, estos profesionales afirman que el "mal denominado" Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos, supone una "pequeña parte de la totalidad de medidas que por acción u omisión atentan directamente contra los derechos sociales de la ciudadanía".
Afirman en este sentido que la gran mayoría de los servicios, recursos y prestaciones del ámbito de lo social en Castilla-La Mancha se realizan mediante subvenciones y convenios anuales cuya financiación es competencia exclusiva de la Junta de Comunidades o compartida con esta.
Según este colectivo, los retrasos, impagos o supresión de dichos convenios ha provocado graves dificultades para la continuación de todos estos servicios, recursos y prestaciones, generando "el desmantelamiento progresivo" del Sistema Público de Servicios Sociales, con el consiguiente perjuicio de la población.
Además, consideran "alarmante la falta de información sobre las medidas a adoptar por el Gobierno regional, tanto a profesionales como a la población y al resto de agentes sociales".
Quieren hacer hincapié en la forma en la que están llevando a cabo dichas medidas, "sin instrucciones claras a los profesionales, trasladando la información a través de los medios de comunicación, sin previo aviso, de un día para otro y sin tener en cuenta el perjuicio para los y las profesionales y la ciudadanía castellano manchega".
Consideran que en situaciones de crisis económica como la actual, se hace "más necesario que nunca" el fortalecimiento de los sistemas de protección para poder atender las diferentes situaciones de necesidad de los ciudadanos.
Por ello, entienden que el "incumplimiento de los compromisos económicos por parte de la Junta" hacía ayuntamientos, ONGs, asociaciones y entidades privadas que dependen de su financiación y que a duras penas consiguen prestar los servicios conveniados, afecta a un elevado porcentaje de la población, los más desfavorecidos, los más afectados por la situación actual por la que atraviesa el país.
Recuerdan que gracias a la sensibilidad, entrega y vocación del amplio colectivo de profesionales del ámbito social, los servicios se han continuado prestando en el último año a pesar de que muchos de estos profesionales no perciben sus salarios desde hace meses.
Aún siendo conscientes de la necesidad de aplicar políticas de ajuste, entienden que las políticas regionales no pueden continuar afectando a los colectivos más débiles de nuestra sociedad.
Por ello exigen que las políticas se redirijan a las personas con las rentas más altas, a los especuladores, que se evite el fraude fiscal y se reduzcan los privilegios de la clase política. EFE.