REDACCION MEDICA (Castilla León)

23.11.2011 15:57
PP y PSOE no se ponen de acuerdo en las Cortes para impulsar la Ley de Dependencia y la coordinación sociosanitaria
Leire Sopuerta Biota.
El Pleno de las Cortes de Castilla y León ha debatido una proposición no de ley sobre la garantía de la atención a las personas en situación de gran dependencia. La iniciativa, defendida por el PSOE y apoyada por IU, ha sido rechazada por el PP, quien ha presentado una enmienda de sustitución, no aceptada por el grupo proponente.
La proposición no de ley del Grupo Socialista, defendida por el procurador Alonso Díez, incluía tres puntos en los que se solicitaba a las Cortes que instasen a la Junta a “desarrollar la necesaria coordinación entre los servicios sociales y los servicios sanitarios a fin de garantizar la adecuada atención a las personas en situación de gran dependencia; que la gerencia de Servicios Sociales facilite una estancia temporal en una plaza residencial pública o concertada cuando finalice el periodo de tiempo financiado por el Sacyl; y que se proceda a la resolución por vía de urgencia, de la solicitud de las prestaciones de la Ley de Dependencia”.
El Grupo Popular no ha aceptado este contenido y ha propuesto una enmienda de sustitución, en la que pedían a la Junta desarrollar un protocolo de atención 2011-2014 con el objeto de facilitar atención sociosanitaria en las unidades de convalecencia que lo precisen. Para el PP, representado por la procuradora Álvarez Quiñones, la coordinación sociosanitaria flexible es “posible” y a ella contribuyen “unos recursos financieros apropiados”.