PUBLICADO EN "NOTICIAS DE NAVARRA"

01.02.2012 21:38

Las ayudas para atender a dependientes en el domicilio se rebajan entre el 11% y el 39%

La sorpresiva rebaja de las ayudas que el Gobierno de Navarra concede para garantizar la permanencia de las personas dependientes y apoyar a las personas cuidadoras ha causado malestar entre los usuarios que, por otro lado, son mayoría entre los que perciben prestaciones garantizadas por aplicación de la Ley de la Dependencia. Este lunes el Ejecutivo abonó la prestación, un día antes de que se publicara la orden foral correspondiente.
PAMPLONA. Así, el departamento de Política Social ha recortado entre 45 y 78 euros las cuantías máximas y las mínimas que venía pagando mensualmente a las familias que cuidaban a sus dependientes en casa, aunque en algunos casos las cuantías quedan igual o incluso mejoran algo. Por ejemplo, un dependiente severo nivel 1 cobrará 62 euros menos como importe mínimo al mes, lo que le supone una rebaja del 39%. Y el máximo para el gran dependiente nivel 2 es de 60,31 euros menos, con una caída del 11,10%. Dependientes que, por otro lado, ya no podrán elegir la contratación de un profesional, por el que percibían hasta 200 euros más (en el caso de grandes dependientes) para pagar la cotización a la Seguridad Social, de modo que solo percibirán la ayuda para el cuidado familiar.
En la misiva remitida desde ayer a los beneficiarios, la dirección del departamento recuerda que el presupuesto de 2012 destinado a prevención y atención a la dependencia en Navarra asciende a 154.741.532 euros, con el que se da cobertura, explican, a 15.011 beneficiarios. En dicho presupuesto ya aparecían los nuevos importes mínimos y máximos. Asimismo, desglosa la aportación que viene del Estado y lo que aporta Navarra. En concreto, para un situación de dependencia severa nivel 1 cobra ahora de mínimo 162 euros, en lugar de los 252 euros que percibía en 2011. De esa cantidad, 70,7 euros corresponden a la aportación del Estado y 91,3, a la de Navarra.
El departamento aduce que las cantidades que paga siguen estando por encima de las que marca el Estado, y que en los tramos de menor renta no hay diferencias. "La ley de presupuestos establece que las rentas más altas reciban menos, pero hay un mínimo fijado que se recibe siempre, independientemente de la renta", añade. El objetivo es "redistribuir el dinero para evitar situaciones injustas", para lo que se han fijado nuevos porcentajes en función de las rentas.
En total, son 5.427 las familias que han elegido esta modalidad de ayuda desde que en 2007 se puso en marcha la Ley de la Dependencia como un servicio subjetivo y exigible, como lo es la educación o la sanidad. La orden foral de la consejera de Política Social, Deporte y Juventud, publicada ayer, regula las prestaciones económicas establecidas para cada grado y nivel de dependencia durante el año 2012, y fija una nueva estratificación de tramos de renta que penaliza las más altas. Asimismo, se concederá la cuantía máxima para la situación de dependencia correspondiente cuando la renta per cápita mensual de la unidad familiar del solicitante sea inferior a 1,35 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, 718,88 euros mensuales, y "no perciba otras ayudas de análoga naturaleza y finalidad derivadas de los regímenes públicos de protección social, indica la orden foral. Cuando la renta supere 1,35 veces el IPREM corresponde la ayuda inferior.
Esta ayuda es compatible con el Servicio Telefónico de Emergencia, con el Servicio de Atención Domiciliaria, con el servicio de atención temprana y con el centro de día para alumnos que cursen educación obligatoria hasta los 18 años. Desde este año la ayuda en casa no es compatible con el servicio de centro de día, lo que ha supuesto que muchas personas hayan elegido una prestación económica que ahora ven reducida sensiblemente.
El importe máximo para grandes dependientes nivel 2 en 2011 era de 603,16 euros y 389,35 para el mínimo, mientras que ahora es de 542,85 y 311,48 respectivamente. Para dependientes nivel 1 los intervalos eran de 603,16 y 311,80 euros, y a partir de este año desciende a 542,85 y 249,44 euros. En el caso de los dependientes severos nivel 2, los máximos y mínimos eran de 452,45 y 252,18 euros, ahora rebajados a 407,21 y 201,75 euros. Para dependencia severa nivel 1, los cálculos son de 407,21 y 162 euros, frente a los 452,45 y 225 euros que se percibían en el 2011. Finalmente, los moderados nivel 2, que se han incorporado este año al sistema, cobrarán un máximo de 180 euros y un mínimo de 60. Por otro lado, cuando se compatibiliza la ayuda con otro recurso, excepto el servicio telefónico de emergencia, se percibirá el importe mínimo.
SIN CONTRATACIÓN Este año también desaparece la ayuda que estaba destinada a la contratación de un cuidador profesional en casa, y que oscilaba entre los 806,03 euros para los mayores dependientes, en su importe máximo, y los 225 euros para la categoría de severos 1, en el importe mínimo. Esta ayuda permitía a las familias hacer un contrato legal a otras empleadas para descargar el trabajo de los cuidadores principales, muchos de ellos gente mayor.