PUBLICADO EN EL PERIODICO "EL PAIS"

30.12.2011 18:20
El Gobierno no financiará a nuevos dependientes moderados durante un año
El Consejo de Ministros ha acordado una moratoria de un año en la incorporación al sistema de atención de la dependencia de todas aquellas personas con un grado moderado de discapacidad que no figuraran aún como beneficiarios. Esto supone que, a lo largo de 2012, ningún nuevo dependiente moderado logrará que se le reconozca como tal y, por tanto, no podrá acceder a las ayudas que fija la Ley de Dependencia.
El segundo Consejo de Ministros de Rajoy ha aprobado una amplia batería de recortes que también afectan al llamado cuarto pilar del Estado de bienestar. A tenor del anuncio hecho por la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, se establece una moratoria que afectará solo a los dependientes que tienen menor dificultad para valerse por sí mismos. Así, durante el próximo año no se admitirán dependientes moderados en la lista de los reconocidos con derecho a atención.
La financiación de la dependencia, a cargo de las comunidades autónomas y el Gobierno central, ya fue motivo de duda para  Mariano Rajoy antes de las elecciones. En plena campaña electoral dudó de que su aplicación fuera "viable" económicamente. Su coste anual se calcula en unos 6.000 millones de euros.
La norma, que entró en vigor en 2007, establece tres niveles de dependencia (moderado, medio y alto). Para poder optar a las ayudas es imprescindible un reconocimiento oficial de esa situación, tarea que recae en las comunidades autónomas, y donde en algunos casos se ha detectado un gran embudo. A comienzos de este mes, 312.244 personas estaban en lista de espera, pero se desconocía qué grado de dependencia sufría cada uno. Las personas atendidas ascienden a 741.713 y se mantiene su situación.