NADIE NOS DIO MAS POR....MENOS

04.02.2012 18:28

Castilla-La Mancha deja sin fondos a investigadores de paraplejias

Los recortes presupuestarios desbaratan, una vez más, el trabajo de un grupo de jóvenes investigadores. En este caso se trata de Castilla-La Mancha, que ha dejado plantados a 16 jóvenes que están haciendo la tesis doctoral con ayuda de la comunidad autónoma (unos 21.800 euros brutos al año), una decena de ellos en el Hospital Nacional de Parapléjicos (HNP), en Toledo, según han denunciado en una carta abierta los afectados. Se les notificó oficialmente, a finales del año pasado, que no se renovaría su contrato “por motivos presupuestarios”. Luego se les ha dado una prórroga de un mes y ahora están de nuevo en el aire. La comunidad autónoma afirma que está buscando una solución, “fórmulas para dar continuidad a estos contratos”.
Los afectados, según se explica en la carta abierta, son los que obtuvieron la ayuda de formación predoctoral de cuatro años en las convocatorias de 2008, 2009 y 2010 a través de la Fundación para la Investigación Sanitaria en Castilla-La Mancha (ahora Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha). La finalidad de estas ayudas, concedidas tras evaluación, es realizar la tesis doctoral, pero también colaborar en las líneas de investigación y proyectos de los laboratorios, “dedicados principalmente al estudio de la lesión medular y enfermedades neurodegenerativas”, según explican en su carta abierta. Por ello la interrupción de su labor no solo supone un perjuicio personal —interrupción de su formación y riesgo de no acabar la tesis— sino que afecta negativamente a los laboratorios en los que están integrados.
“Confío en que se va a resolver esta situación en unos pocos días, se trata de dar continuidad a estos contratos”, comentó ayer Javier Hernández, director General de Calidad, Planificación, Ordenación e Inspección de la Consejería de Salud de la comunidad autónoma. La semana pasada se reunió con los responsables de las líneas de investigación en las que están integrados los jóvenes afectados.
“La semana pasada nos hemos reunido con los responsables de cada línea de investigación” para abordar la situación creada y buscar posibles soluciones, añade Hernández. “Se trata de homogeneizar la situación”. Estos contratos predoctorales estaban financiados por la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha a través de la Fundación de Investigación del propio hospital de parapléjicos.
“La interrupción de nuestras ayudas supone un estancamiento y una falta de personal para completar los proyectos en los que estamos involucrados, produciendo un impacto muy negativo en el HNP”, señalan los firmantes de la carta. Estos jóvenes, aunque en formación, hacen aportaciones importantes en los laboratorios en los que trabajan y en la especialidad que desarrollan pueden ser clave, según comenta un jefe de línea de investigación que está dedicando la mayor parte de su tiempo en las últimas semanas a intentar solucionar la situación anómala creada con la suspensión de los contratos, en lugar de concentrarse plenamente en su trabajo científico.