LA CONSEJERA ESTA DANDO PALOS DE CIEGO

12.12.2011 12:14
Alberto Zurrón, presidente de la Plataforma de Afectados por la Dependencia, cree que la gente debería impugnar más lo que dicta la Administración
Alberto Zurrón, abogado y presidente de la Plataforma Asturiana de Afectados por la Dependencia (http://www.dependencia-asturias.es/), ve «con gran preocupación» la situación de la ley de Dependencia en Asturias. «Hay lentitud y retraso en la gestión, existe una gran desinformación por parte de la Consejería de Bienestar Social, hay expedientes que se iniciaron hace dos años y los usuarios todavía no han sido llamados para firmar el PIA. El cambio de Gobierno lo ha retrasado todo todavía más», declara a LA NUEVA ESPAÑA.
Zurrón considera que, hasta el momento, la consejera, Paloma Menéndez, «está dando palos de ciego y dejando a las familias en una situación de incertidumbre». A su juicio, la Junta General debería aprobar por unanimidad una proposición de ley que ordene al Ejecutivo más agilidad en la resolución de las prestaciones, una medida similar a la que acordaron el mes pasado las Cortes de Aragón. «Y el Gobierno asturiano debería perfilar una normativa para establecer los umbrales mínimos de protección en esta materia», dice.
La propuesta realizada en la Junta General por Paloma Menéndez de recortar a tres meses los plazos de la ley la tacha Zurrón de «brindis al sol». «La propia congestión de expedientes la hace inviable».
Alberto Zurrón llevaba semanas analizando las declaraciones de Mariano Rajoy, en las que solía advertir de futuros recortes en todo menos en pensiones, sanidad y educación. «Nunca citaba la dependencia y yo pensaba si sería intencionado u olvido. Después de leer la entrevista en "El País" y escuchar la entrevista en la SER, confirmó que la dependencia era una de las materias que evolucionarían en función de cuál fuera la marcha de la economía. Eso presupone dos cosas: o bien que desconoce la ley, ya que la incorporación de forma gradual ya está determinada por la misma; o bien que está sugiriendo una moratoria en la concesión de las prestaciones económicas a aquellos dependientes que se incorporan en los ejercicios 2012 y 2013, que son los de grado 1 nivel I».
El abogado califica de «burla» que un 50% de las poco más de 14.000 prestaciones que se dan en Asturias se destine a los cuidadores familiares, cuando la ley contempla ese servicio como excepcional. «Estamos dinamitando su potencia como mecanismo dinamizador de empleo», advierte.
El responsable de la Plataforma está convencido de que los usuarios de la ley protestan poco. «Se les ha recortado el derecho a percibir las prestaciones desde la fecha de solicitud, me encuentro con muchos casos en los que no están de acuerdo con la liquidación que les hacen y a ellos les resulta difícil de entender porque los argumentos son poco transparentes. La gente debería protestar e impugnar mucho más a menudo las calificaciones de grado y nivel; hay un sometimiento casi absoluto a la Administración. Probablemente, el coste y la lentitud de los tribunales les frenan, pero deberían denunciar más».