EUROPAPRESS

26.01.2012 01:59
Familias numerosas dicen que "tendrán que pedir a las puertas de las iglesias" por la falta de ayudas de la Junta
TOLEDO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -
La Plataforma por las Familias Numerosas en Castilla-La Mancha ha criticado las nuevas medidas con respecto a las ayudas destinadas a este colectivo que el Gobierno de María Dolores de Cospedal aprobará la próxima semana, ya que provocarán que estas familias "tengan que pedir en la puerta de las iglesias".
Los portavoces de la Plataforma, Teodoro García y María del Carmen Pérez, han informado en rueda de prensa de que el pasado viernes en el Consejo Regional de Asuntos Sociales, en el que participaban sindicatos y distintas asociaciones de la región, se votó un anteproyecto de decreto que se ha de aprobar en el Consejo de Gobierno del próximo jueves día 2 "que afectará y mucho" a este colectivo.
Sobre el anteproyecto, García ha indicado que "no se votó por unanimidad como dijo la Junta en los medios de comunicación", ya que, por ejemplo, CCOO votó en contra y UGT se abstuvo "porque ni siquiera habían tenido tiempo de leer de qué trataba".
García ha manifestado además que se había convocado a las distintas asociaciones que forman el Consejo esa misma tarde, y que el plazo para presentar alegaciones "terminaba el lunes, día festivo en Toledo, a las 20.00 horas".
El portavoz ha señalado que por parte del Ejecutivo "no quieren saber nada de las familias afectadas", ya que este anteproyecto "quita derechos, elimina ayudas al transporte y sube el Impuesto sobre los Bienes Inmuebles", entre otras medidas.
Por su parte, María del Carmen Pérez ha indicado que en caso de aprobarse el decreto se reducirá notablemente el nivel de ingresos requerido a las familias para optar a las ayudas, de manera que en familias de seis hijos, no se percibirá la ayuda si el nivel de ingresos familiar es superior a 1.596 euros "cuando antes el baremo estaba establecido en 4.788".
Por ello, según Pérez, "unas 19.000 familias de las 25.00 familias numerosas de la región no podrán optar a ese dinero".
OTRAS MEDIDAS
Además, Pérez ha denunciado que el anteproyecto establece como incompatibles otras prestaciones, como que las familias numerosas con hijos dependientes "no podrán optar a las ayudas de la Ley de Dependencia".
Entre otras novedades, Pérez ha resaltado que con este nuevo texto "se aumenta a tres años el periodo ininterrumpido que hay que estar empadronado y tener domicilio fiscal en la región", además de que para cobrar las prestaciones "se tiene la obligación de trabajar en una empresa de Castilla-La Mancha".
También los hijos de estas familias "tendrán que estar tres años ininterrumpidos escolarizados en la Comunidad", por lo que cualquier familia numerosa que se traslade a Castilla-La Mancha "no tendría derecho a esta prestación".
"El pago de las subvenciones estará sujeto a que haya una partida presupuestaria para ello y dependiendo de su cuantía, por lo que si a alguien se le deniega, se le abonaría cuando otro beneficiario dejara de cobrar", ha agregado.
Pérez ha criticado además que la concesión de las ayudas se hará a partir de la entrada en vigor de este decreto será por un periodo de dos años, tras lo que habrá que solicitar la renovación, algo que "puede provocar un colapso y hacer que las familias estén meses sin recibir unas ayudas que ya tenían reconocidas y se cobraban con normalidad hasta el tercer trimestre de 2011".
DEPENDIENTES, DOS MESES SIN COBRAR
Por otro lado, los portavoces de la Plataforma por la Ley de Dependencia en la región, Enrique Vivas y José Luis Gómez, han informado de que la próxima semana ya serán dos las mensualidades que se adeudarán a los dependientes, después de que el pasado mes de diciembre cobraran los meses de octubre y noviembre.
Sobre el anteproyecto de decreto sobre la Ley, que también fue sometido a votación el pasado viernes en el Consejo Regional de Asuntos sociales y que según la Plataforma "será aprobado por el Consejo de Gobierno de este jueves", José Luis Goméz ha señalado que "hará que la Ley vaya a peor".
Por ello, ha pedido a Cospedal "que tenga sensibilidad y piense lo que supondrá aprobar este decreto, ya que entre otras cosas, elimina el artículo que recoge que la valoración del grado de dependencia de los perceptores de las ayudas, lo que hace sospechar que dicho servicio "lo tendrán que pagar los propios dependientes".